¿Qué hacer en Cozumel? ¡Snorkel!

Como ya todos saben ¡AMO Cozumel! Es un lugar tan hermoso, con una vibra tan relajada y hasta cierto punto es tan similar a los pueblos del caribe donde yo crecí en Venezuela que desde la primera vez que fui quedé enamorada de la isla. Sin embargo, con toda vergüenza debo admitir que NUNCA había practicado snorkel en Cozumel hasta hace poco(ya sé, apesto).

La cosa es que el día comenzó super temprano yendo al punto de encuentro en Plaza La Fiesta, en el corazón de la zona hotelera. Ahí hice el registro y recibí mi lonchera con desayuno que incluía el tour a Cozumel antes de salir hacia Playa del Carmen en una van super cómoda que además incluía bebidas para el camino; quienes me conocen, saben que detalles como comida y bebida me hacen extremadamente feliz XD.

Ya en Playa del Carmen nos reunimos con los visitantes de algunos hoteles de la Riviera Maya y abordamos todos juntos el ferry a Cozumel. Una de las ventajas de ir en un tour es que uno se olvida de hacer filas o de evitar a los vendedores y revendedores de boletos en el camino al muelle, para mí eso es siempre una situación ganar-ganar porque me fastidia bastante decir una y otra vez que soy local (para que no me hablen en inglés u otro idioma).

A post shared by Marhu Barreto (@marhubarreto) on

Consejo: ojo, quienes sean sensibles, les recomiendo tomar té de jengibre frío o dramamine antes de abordar el ferry.

Ya en el Muelle de San Miguel de Cozumel, todos tuvimos oportunidad de pasar al baño a cambiarnos y aplicarnos protector solar. Es importantísimo que todos los viajeros sean más conscientes y utilicen productos biodegradables ya que el ecosistema que están por visitar es sumamente frágil. Ya todos listos con traje de baño y bloqueador solar, nuestro guía nos llevó hasta una lancha con fondo de cristal (wow) y emprendimos viaje a 3 famosos puntos de snorkel en Cozumel.

La verdad, mi déficit de atención hizo que no apuntara los nombres de los puntos de snorkel a los que fuimos, pero si recuerdo que eran diferentes profundidades (5, 8 y 12 metros aproximadamente) y en cada uno pueden apreciarse diferentes vistas, especies y bellezas; la luz cambia de una manera impresionante. En los puntos menos profundos, el color es un turquesa eléctrico hasta llegar a un azul profundo eléctrico (valga la redundancia) en los lugares más profundos.

Para aquellos que no podían nadar bien y/o estaban cansados, el bote tiene un fondo de cristal a través del cual aquellos que siguen arriba del agua pueden ver tantos peces y corales como los que están debajo (no tanto pero si ven bastante) mientras que pueden tomar refresco, agua o una cervecita mientras esperan por los demás y disfrutan así de vistas de la isla desde el mar.

Después de al menos 90 minutos chapoteando entre peces, es momento de subir a la lancha e ir de regreso al muelle. En el trayecto (al igual que en la ida) pasamos por los puertos donde atracan los cruceros en Cozumel, durante mi visita pude ver el Navigator of the Seas, uno de los más grandes del mundo. Estas ciudades flotantes son realmente impresionantes.

De vuelta en San Miguel de Cozumel, nuestro guía nos llevó hasta un restaurant que es un estandarte de la isla “La Mission”. Fue muy lindo regresar a comer a este restaurante que nos alimentó copiosamente durante la aventura en Cozumel del 2014. Me alegró verlo igual de cálido, con un servicio muy amistoso, música en vivo, bebidas frías y comida suculenta (les recomiendo el pescado al mojo de ajo, está para chuparse los dedos).

Luego, tienes 2 opciones: salir a recorrer el centro de San Miguel de Cozumel, su malecón y calles coloridas o, abordar el siguiente ferry de regreso a Playa del Carmen y pasear a tus anchas por la famosa Quinta Avenida hasta las 5:30 de la tarde, que es la hora en la que el guía reagrupa a todos para emprender el regreso a Cancún. Independientemente de la decisión que tomes, la pasarás increíble.

Por último, al ser local, son pocos los tours que digo: vale la pena que lo haga. Les recomiendo muchísimo el Tour Cozumel + Playa del Carmen de Cancun Tours, tendrán tratamiento personalizado y Maui es el guía más simpático del mundo.

 

 

 

Advertisements
Image

De Cancún a Chichén Itzá en fotos

Una de las ventajas de vivir en Cancún es tener escenarios naturales espectaculares a pocos kilómetros de distancia así como a lugares históricos y con gran carga cultural; recientemente tuve la oportunidad de visitar Chichén Itzá en un tour desde Cancún, la cual fue una experiencia completamente nueva ya que en mis visitas anteriores nunca tuve un guía que me compartiera datos importantes (esos que no se pueden leer en la señalización del lugar), además de la comodidad de no tener que manejar ni preocuparme por nada que no fuera disfrutar del paisaje.

Como escribir sobre Chichén Itzá me tomaría muchas entradas, por ahora les voy a dejar una pequeña selección cronológica de fotos sobre la visita ¡SIN PHOTOSHOP! Como comenté en una entrada anterior, no soy fan de editar las fotos y mi viejo Xperia casi nunca me falla 🙂

Boxlunch My Cancun Tours

Cuchura de lonchera o “box lunch” del tour

 

Valladolid, Yucatan My Cancun Tours

El tope de la iglesia San Servacio en Valladolid, Yucatán.

 

El Castillo Chichen Itza Plus My cancun Tours

Selfie reglamentaria frente a El Castillo en Chichén Itzá.

1.000 #chichenitza #yucatan #mexico #viajemospormexico #liveittobelieveit #archaeologicalsite #mayanruins #nofilter

A post shared by Marhu Barreto (@marhubarreto) on

 

Al final del recorrido por el sitio arqueológico fuimos a un delicioso cenote a refrescarnos del calor abrazador del verano y regresar cómodos, soñolientos y contentos en el autobús del tour Chichén Itzá Plus desde Cancún de My Cancun Tours; realmente una super visita con 0 stress (no como las veces que fui con mi familia donde todo era un rollo, jajajaja).

#tbt to facing my free-falling fear one tiny jump at a time in a cenote in Yucatán 💚 #yucatan #cenote #mexico

A post shared by Marhu Barreto (@marhubarreto) on